El aprendizaje autodirigido y la Flipped Classroom

  • Carlos Briones Universidad Laica VICENTE ROCAFUERTE
  • Enrique Caballero Universidad Politécnica Salesiana
  • Jorge Flores Universidad Laica VICENTE ROCAFUERTE
Palabras clave: clase invertida, aprendizaje autodirigido, cantidad de movimiento lineal, reactivo

Resumen

El propósito de este estudio fue utilizar la clase invertida para mejorar el rendimiento de los estudiantes en la unidad de cantidad de movimiento lineal y determinar el nivel de aprendizaje autodirigido. Participaron en este estudio 74 estudiantes cuyas edades oscilan entre los 17 y 19 años y que están registrados en un Curso de Nivelación de Física para optar por las carreras de ingeniería de una universidad ecuatoriana. Se trabajó con dos grupos intactos, en un grupo se aplicó la intervención y en el otro grupo no se aplicó la intervención, ambos grupos recibieron el mismo contenido. Al grupo experimental se le dio la instrucción de acuerdo con el modelo pedagógico de la clase invertida y al grupo de control la clase de acuerdo con el modelo pedagógico tradicional; a los dos grupos se le administró tanto al inicio como al final una prueba de contenidos y un cuestionario de aprendizaje autodirigido. La investigación comprobó que la clase invertida mejora el aprendizaje de los estudiantes y fomenta el aprendizaje autodirigido.

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

Citas

Criteria for Accrediting Engineering Techcology Programs. (2012-2013). En Accreditation Board for Engineering and Technology. Recuperado de http://www.abet.org/DisplayTemplates/DocsHandbook.aspx?id=3144

Bergman, J. & Sams, A. (2012). Flip your classroom: Reach every student in every class every day. International Society for Technology in Education.

Candy, P. (1991). Self-Direction for Lifelong Learning: A Comprehensive Guide to Theory and Practice. San Francisco: Jossey-Bass Publishers.

Fisher, M., King, J. & Tague, G. (2001). Development of a self-directed learning readiness scale for nursing education. Nurse Education Today, 21, 516-525. doi:10.1054/nedt.2001.0589

Gibbons, M. (2002). The self-directed learning handbook: Challenging adolescent student to excel. San Francisco: John Wiley & Sons Inc.

Land, S. & Hannafin, M. (2000). Student-Centered Learning Environments. En D. Jonassen & S. Land (Eds.), Theoretical foundations of learning environments (2oed.) (pp. 1-23). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates, Publishers.

Patterson, C., Crooks, D. & Lunyk-Child, O. (January, 2002). A new perspective on competencies for self-directing learning. Journal of Nursing Education. 41(1), 25-31. Recuperado de https://files.itslearning.com/data/656/1348/SDL/Patterson%20et.al%20(2002).pdf

Prince, M. (July, 2004). Does active learning work? A review of the research. Journal of Engineering Education,93(3), 223-231. Recuperado de ttp://www4.ncsu.edu/unity/lockers/users/f/felder/public/Papers/Prince_AL.pdf

Smedley, A. (2007). The self-directed learning readiness of first year bachelor of nursing education. Journal of Research in Nursing. 12(4), 373-385. Recuperado de http://research.avondale.edu.au/nh_papers/8/

Publicado
2014-06-11
Cómo citar
Briones, C., Caballero, E., & Flores, J. (2014). El aprendizaje autodirigido y la Flipped Classroom. Yachana Revista Científica, 3(1). https://doi.org/10.1234/ych.v3i1.7
Sección
Área de Ciencias de la Educación